¡Evitemos en el futuro un nuevo “Seseña”!

mature-1007553_640

El pasado mes de mayo, la localidad de Seseña en Toledo se vio gravemente afectada por un incendio de un incendio, que todo parece apuntar que fue provocado. La magnitud de toxicidad (11000 viviendas afectadas) y ecotoxicidad de este desastre todavía está en unas primeras fases de valoración, pero lo que está claro es que para repararse el daño necesitaremos años.

Y es que estas 90 toneladas de neumáticos fuera de uso o como también se conocen por las siglas NFU, ocupaban una parcela de más de once hectáreas. De hecho en el 2005, la empresa Disfilt, que gestionaba este vertedero, fue sancionada por la Consejería de Medio Ambiente y suspendió su actividad. Incluso, el gerente fue condenado por su responsabilidad penal por el delito ambiental. Sigue leyendo