La responsabilidad social empresarial, un poderoso aliado para las organizaciones

Dentro de la  Responsabilidad Social Empresarial  (RSE) a las que muchas empresas voluntariamente se pueden acoger, estas pueden formar parte de una base de datos del Global Reporting Initiative (GRI)  que es el estándar de divulgación de información sobre Responsabilidad Social con más prestigio internacional. Las empresas que deseen pueden divulgar las Memorias de Responsabilidad Social siguiendo sus directrices. La información suele estructurarse atendiendo a los diversos grupos de interés con los que la empresa se relaciona.

Las empresas para conseguir tener una excelente RSE, ha de actuar a diferentes grupos de interés. Es obvio que se persigue una rentabilidad económica, pero para ello también no ha de descuidar los clientes, pilar básico de toda actividad empresarial (satisfacción de servicios y productos, empleo de metodologías LEAN –optimización de procesos internos-, etc.)

Otro grupo de interés es la comunidad o ciudadanía. Aquí las empresas pueden hacer uso de campañas de concienciación, educación social, integración de grupos de exclusión social u otros con cierta vulnerabilidad (por ejemplo mujeres que hayan sufrió violencia de género) o la promoción del empleo  por citar algunas.

Un aspecto importante son las relaciones con proveedores. Aquí por ejemplo cabría hacer hincapié que estos siempre han de generar un impacto positivo en tres niveles, económico, social y ambiental.  Una medida dentro de este capítulo es realizar compras responsables de proveedores cuyos bienes son sustentables (p.e. papel proveniente de la caña de azúcar, etc…) para que tengamos criterios de sustentabilidad.

Para acogernos a la RSE en el aspecto medio ambiental podemos actuar en diferentes vertientes, desde la segregación de residuos, participar en campañas externas de potenciación del medio ambiente, la separación especial de residuos especialmente peligrosos para el entorno (pilas, radiografía, etc.);  reducción del uso de papel (por ejemplo con envío de mayores correos electrónicos), reducción de la huella de carbono (menores desplazamientos utilizando videoconferencias) o con una mayor educación y cultura medioambiental (uso responsable del papel, apagar luz de estancias, consumo razonable del agua, etc.)

Todo ello generará una serie de beneficios a la empresa que irán desde el económico (menor consumo de materias primas directas e indirectas), mejoraremos la imagen interna (propios trabajadores) como externa (social)) y por último una menor impronta negativa hacia la naturaleza.

[foto_licencia CC0 para reutilización]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s