Normas básicas de seguridad a seguir en las diferentes fases de obra

En el año 2017 se registraron 618 accidentes mortales en los cuales el sector servicios se encuentra en considerable ventaja con respecto al resto de las actividades, con 247 fallecidos. Le siguen bastante de lejos, el sector industrial con 94, en tercer lugar  la construcción, con 79  víctimas mortales y por último el sector agrario con un registro de 64 muertos.
En esta entrada voy a recordar algunas de las principales cuestiones que hay que tener en cuenta y que en no pocas ocasiones pueden ser conducentes a accidente leves, graves o en el peor de los casos mortales.

En los trabajos en alturas se han de contar con barandillas de seguridad, redes verticales y horizontales, según normas UNE correspondientes. Claro está que para la instalar dichas protecciones colectivas los trabajadores tendrán que utilizar arnés  anclado a un punto fijo.
Así mismo, cuando las protecciones colectivas se tengan que retirar para realizar alguna tarea, siempre lo harán con autorización de su superior jerárquico y utilizarán arnés de seguridad para protegerse del riesgo de caída de altura y se volverán a instalar una vez hayan realizado la tarea.
La persona que retirase (siempre habiendo evaluado el riesgo y con la autorización preceptiva), se tiene que hacer cargo de volverlas a instalar.
En la obra no puede quedar ningún hueco superior a 20 cm. para proteger y siempre se priorizarán las protecciones colectivas, sobre las protecciones individuales (uno de los puntos del artículo 15 sobre los “principios acción preventiva” recogidos en la Ley 31/95 de 8 de noviembre de prevención de riesgos laborales)
Para evitar cualquier percance como las típicas caídas al mismo nivel, en todo momento la obra se tiene que mantener en de orden y limpieza.
Tampoco se improvisarán medios auxiliares, como escaleras y/o andamios con elementos no destinados a esta finalidad y que no están homologados ni certificados por esta tarea (por ejemplo palets, cubos de pintura, etc.).
Las escaleras no se utilizarán por trabajos de larga duración, en su lugar utilizaremos andamios de torre (el típico andamio tubular), escaleras con barandilla o vehículos de elevación como las PEMP o las plataformas de tijera.
Como norma general y hasta 3,5 metros de altura podemos utilizar escaleras, sin especiales medidas de protección adicionales (aunque a partir de 2 metros deberemos utilizar un arnés). De 3,5 a 5 tenemos que instalar una línea de vida vertical para anclarnos con arnés. A partir de 5 metros no utilizaremos escaleras.
Los andamios tubulares tienen que ser homologadas y tener su correspondiente certificado y plan de montaje. Tienen que tener la correspondiente barandilla a 1 metro, pasamanos, listón intermedio y zócalo o rodapies a 15 cm. Las plataformas como tendrán que contar con 60 cm.como mínimo. Los montadores tendrán la formación correspondiente que les habilita para desempeñar su trabajo con los mínimos requisitos de seguridad..
Del andamio al paramento no puede haber más de 20 cm. Si debiera ser más, se tendría que instalar barandillas de seguridad en la parte interior de la misma. No se puede variar la composición del andamio descrito en el plan de seguridad y aprobada por el director de montaje.
Los andamios de boriquetas tienen que estar compuestos por elementos metalicos,  caballetes y plataforma de 60 cm. Su altura no puede superar los dos metros, en caso contrario utilizaremos otro medio auxiliar como andamio de torre.
En cuanto a la maquinaria, los equipos de trabajo tienen que tener certificado CE y está prohibido retirar o modificar los dispositivos de las protecciones de seguridad diseñadas por los fabricantes. Los trabajadores tienen que estar formamos y autorizados para utilizarlas.
Para evitar los accidentes por contactos directos o indirectos, las máquinas eléctricas han tener los cables y conexiones en buen estado y no manipular ni hacer un mal os de las mismas. No conectar cables directamente a los enchufes y nunca manipular conexiones ni cuadro eléctrico si no se se personal autorizado.
No deben de haber cables eléctricos por el tierra de la obra, ni utilizar cables demasiado largos y en zonas de paso o sobrecargar los enchufes múltiples (pulpo sobre otro pulpo).
 Evitar entrar en el radio de acción de la maquinaría y vehículos de obra y situarse en un lugar visible por el operador. Desplazarse por los caminos habilitados para viandantes, no entrar en los viales de máquinas y no situarse en el radio de la grúa cuando desplace la carga.
En todo momento se respetaran las señales dela obra en cuanto a la obligatoriedad del uso de EPIs (casco, botas, gafas, mascarillas, guantes, protecciones auditivas, pantallas faciales, arnés, etc) y sobre todo la observancia de las indicaciones en cuanto a las prohibiciones.
En cuanto a los productos, se seguirán  las instrucciones de las etiquetas cuando utilicen substancias químicas. Tampoco se utilizaran otros recipientes para guardar productos químicos, que no sean los originales y no dispongan de etiquetas.
Todas estas medidas han de aplicarse en las distintas fases de una construcción con el fin de intentar disminuir las cifras que tan tristemente han empañado al sector construcción en el pasado año.
[foto_fuente propia del autor del post]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s