Ozono, esa molécula “buenomala”

ozono_commons.wikimedia.org1320 × 1120Es bien conocida por todo el mundo la problemática ambiental de la progresiva desaparición de la capa de ozono. Pero también es cierto que existe un lado oscuro en esta molécula.  Si bien el ozono de la estratosfera, las capas altas de la atmósfera, es el que deberíamos por todos los medios de conservar, otra manifestación de la molécula puede causar problemas de salud a la población. Y de ahí esa pequeña licencia en rebautizar esta molécula como “buenomala”.

Existen diferentes manifestaciones de este compuesto que se considera como un oxidante enérgico. El O3 “bueno”, como dijimos, se encuentra en la estratosfera y precisamente su función vital es la de la protección frente a la llegada sin control de radiaciones ultravioleta de nuestro astro rey. Así pues es considerado una capa protectora. Sigue leyendo

Agrotóxicos, una lacra en Argentina

El arte como forma de expresión y comunicación de las emociones humanas ha servido desde hace miles de años para transmitir esos sentimientos, tan propios del hombre, como son el amor, el dolor, la muerte o la desesperación. Quienes mejor que Goya o Pablo Picasso supieron transmitir por medio de sus pinturas, la sinrazón de las guerras y otras formas de barbaries de nuestra especie.

En nuestro siglo, la era de las comunicaciones, de los ritmos vertiginosos que nos atrapan en la globalización, son otras formas, igualmente de una belleza abrumadora, las que muchas veces, captan la atención. La fotografía es una de ellas. Este medio ha dado en las últimas décadas artistas de la talla del brasileño Sebastião Salgado y del argentino Pablo Ernesto Piovano. Y es que estos artistas han sabido retratar la naturaleza devastada por el hombre en el primer caso, o el reflejo de las enfermedades causadas por el uso inadecuado de la química sintética en el segundo. Sigue leyendo

Chernobyl, la naturaleza después de treinta años

Chernobyl_HDR

Este año es de doble efeméride para Chernobyl, por un lado el 30 aniversario de su recordado accidente y por otra razón la finalización del segundo sarcófago que cubrirá al primero (casi a punto de hundirse) y garantizar la seguridad por un siglo.

26 de Abril del 1986, un aumento súbito de potencia en el reactor número 4 de la central de Chernobyl, se produjo la explosión del hidrógeno acumulado dentro del núcleo por sobrecalentamiento. Posteriormente, un incendio que duró diez días. Los datos son escalofriantes. Más de 800.000 personas para acabar con la catástrofe, los “liquidadores”, terminaron enfermos o muertos en su mayoría. Más de 130.000 personas fueron evacuadas de la zona, aunque hay algunas, la mayoría gente mayor, que ha decidido continuar a vivir en su pueblo de toda la vida a pesar de la contaminación radiactiva. Se estima que la esperanza de vida en Ucrania, que era de setenta y nueve años a los últimos años de la Unión Soviética, cuando ocurrió el accidente, será de cincuenta y cinco años en 2020 a causa de sus efectos. Sigue leyendo

Un distintivo ambiental para nuestro coche

distintivo-ambientalAlgunas grandes capitales como el caso de Madrid, está empezando a tomar medidas extremas para luchar contra la contaminación del aire. Algunas de estas medidas pasan por la prohibición de circulación a coches no residentes o vetar la circulación a las matriculas pares o impares en franjas mensuales. Son medidas para descongestionar, faltará saber si los resultados van más allá de las polémicas y obtenemos los frutos, limpiando o reduciendo el smog.

Es posible que a estas alturas del año y si el lector es titular de un vehículo, que haya recibido una carta con un distintivo ambiental para que se coloque de manera voluntaria en un sitio visible de nuestro vehículo (por ejemplo el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero como la foto que acompaña el texto). Sigue leyendo

El desastre de la Bahía de Minamata

Minamata_map_illustrating_Chisso_factory_effluent_routes2_CC GNU y FDLEste año se conmemora el sesenta aniversario del descubrimiento del causante de una de los mayores desastres ecotoxicológicas y toxicológicas cuyo origen fue el hombre.  El desastre de la Bahía no sólo ha pasado a los tristes anales del hombre por sus consecuencias ambientales, sino también por el lastre temporal que lo sostuvo, durante precisamente 60 años. ¿Pero cuál fue su origen? Sigue leyendo

¡Evitemos en el futuro un nuevo “Seseña”!

mature-1007553_640

El pasado mes de mayo, la localidad de Seseña en Toledo se vio gravemente afectada por un incendio de un incendio, que todo parece apuntar que fue provocado. La magnitud de toxicidad (11000 viviendas afectadas) y ecotoxicidad de este desastre todavía está en unas primeras fases de valoración, pero lo que está claro es que para repararse el daño necesitaremos años.

Y es que estas 90 toneladas de neumáticos fuera de uso o como también se conocen por las siglas NFU, ocupaban una parcela de más de once hectáreas. De hecho en el 2005, la empresa Disfilt, que gestionaba este vertedero, fue sancionada por la Consejería de Medio Ambiente y suspendió su actividad. Incluso, el gerente fue condenado por su responsabilidad penal por el delito ambiental. Sigue leyendo