¡Evitemos en el futuro un nuevo “Seseña”!

mature-1007553_640

El pasado mes de mayo, la localidad de Seseña en Toledo se vio gravemente afectada por un incendio de un incendio, que todo parece apuntar que fue provocado. La magnitud de toxicidad (11000 viviendas afectadas) y ecotoxicidad de este desastre todavía está en unas primeras fases de valoración, pero lo que está claro es que para repararse el daño necesitaremos años.

Y es que estas 90 toneladas de neumáticos fuera de uso o como también se conocen por las siglas NFU, ocupaban una parcela de más de once hectáreas. De hecho en el 2005, la empresa Disfilt, que gestionaba este vertedero, fue sancionada por la Consejería de Medio Ambiente y suspendió su actividad. Incluso, el gerente fue condenado por su responsabilidad penal por el delito ambiental. Sigue leyendo

Anuncios

Nanotecnología, oportunidades y peligros para el hombre

Nonotecnología_WikipediaEl hombre ha modificado las condiciones ambientales del medio que le rodea como consecuencia del trabajo, con la consiguiente generación de contaminantes de tipo físico, químico o biológico. Gracias a la ciencia y la tecnología, avanzamos y mejoramos cada vez más nuestra calidad de vida, eso es indiscutible, pero con el alto coste de estar expuestos a  sufrir enfermedades en el camino.

Las aplicaciones de la nanoteconología van desde la medicina (nanocápsulas para fármacos que luego son liberados), industria (polímeros conductores, en tratamiento de aguas residuales, componentes de adhesivos, etc.), fabricación de polímeros conductores (nanotubos de carbono), el medio ambiente (materiales nanoporosos en catalizadores para reducir la emisión), textil y cosméticos (nanofibras en elaboración de tejidos o cosméticos) o electrónica (nanohilos para fabricación en electrónica) por citar tan sólo unos cuantos. Aunque la lista seguirá creciendo en las próximas décadas. Sigue leyendo

Lipoatrofia semicircular, una nueva patología en edificios enfermos

commons.wikimedia_orgLa lipoatrofia semicircular es una enfermedad cuyo síntoma es la disminución de tejido adiposo en la zona anterior y lateral de los muslos o antebrazos, producida por una atrofia del tejido adiposo subcutáneo. Tiene forma de  depresión o surco semicircular en la piel,  a veces no visible pero detectable por palpación. Otros síntomas son pesadez de piernas y fatiga.

Es una enfermedad  benigna y reversible, tras un tiempo separado del ambiente laboral desaparece, en un periodo estimado entre 9 meses a 3 años, aunque puede haber recaídas. Aparece sobre todo en mujeres jóvenes (sobre unos 30 años) y en un porcentaje del 90% de casos, puede estar relacionado con la mayor cantidad de tejido adiposo en las mujeres.

El problema empezó a describirse en España en la década de los setenta. Pero fue a partir del 2007 tuvo una mayor difusión mediática, pues se describieron numerosos casos en edificios de oficinas como la sede de Gas Natural y la Caixa en Barcelona, el Edificio de la Diputación Foral de Guipúzcua o la Agencia Tributaria en Madrid, por citar sólo los más conocidos. Sigue leyendo