Conversar abierta-mente en las empresas

f0fb1994-8a0d-4ac0-8a59-f5e0b3b84abe (1)

Sabemos que la salud laboral, es reconocida por la OMS, como todo lo que conlleve a la integridad y conservación en sus tres pilares, es decir, la salud física, la mental y social de los individuos. Hoy en día las organizaciones sean de índole privada o pública, buscan sobre todo en la prevención de riesgos laborales que se tengan las cosas más o menos en regla (formación e información, entrega de equipos de protección, adecuación de máquinas y equipos de trabajo, etc.). Sin embargo, los aspectos del “cuidado mental” de su capital humano muchas veces está en un plano secundario.

No olvidemos, que algunas empresas contratan a personas con algún tipo de discapacidad. Si este tipo es de índole mental, ¿como las empresas pueden actuar para favorecer la plena integración? ¿Como se ha de enfrentar las empresas a esta situación? y sobre todo ¿Si habrá desigualdad de estas personas respecto al resto de los empleados? Sigue leyendo

Medidas preventivas en la lucha contra el acoso escolar

Foto D. Sharon Pruitt_Crying_child_with_blonde_hairRecientemente nos hemos sobrecogido con la historia de Diego, un niño que vio en el suicidio la única vía de escape al bullying al que estaba sometido de manera sistemática en su colegio. Más tarde, se han descubierto en este mismo centro más casos similares. Trataré de describir las razones de estos actos y sentar las bases para una intervención por parte del centro, familias y agentes implicados (acosadores, acosados y observadores).

El bullying o acoso escolar es la intimidación, violencia y el maltrato entre escolares de forma repetida y mantenida en el tiempo, casi siempre lejos de la mirada de personas adultas, con la intención de humillar y someter abusivamente a una persona indefensa por parte de una persona o grupo acosadores mediante agresiones físicas, verbales y sociales con la consecuencia de temor psicológico y rechazo grupal. Sigue leyendo

El nuevo “nido” de la empresa clásica de nuestras cocinas

Foto modificadaDesde finales del año pasado, los empleados de Gallina blanca Star tienen la inmensa suerte de trabajar en su nueva sede sita en L’Hospitalet del Llobregat. Quizá no tendría mayor importancia esta noticia y menos, dedicándome al mundo de la prevención de riesgos laborales, tampoco destacaría el diseño vanguardista de sus instalaciones repartidas en cinco plantas de más de 5000m2, pero tras ese telón de modernidad hay algo más. Y es que para el diseño interior y de distribución de espacios, se contó con la opinión de las personas que más tarde ocuparían sus instalaciones. Para ello se recogieron el 95% de las peticiones de los mismos y esto se materializó en el resultado final.

El edificio dispone de espacios abiertos destinados al proceso creativo que, en un alarde de originalidad, tienen nombre de sopas y productos vinculados con la empresa, como la sala Borsch (una sopa rusa) o la sala Harira (caldo marroquí).

Una de las innovaciones que presenta se centra en la movilidad del puesto de trabajo. Cada empleado tiene una taquilla en la cual dispone de un portátil y un smartphone. Así pues al llegar al centro, tiene que recoger este equipo y ubicarse donde lo desee, bien en puestos convencionales con ordenadores de sobremesa o en mesas de grupo. Sigue leyendo

La prevención de riesgos laborales en Trabajos a turnos y nocturno

 

Trabajador durmiendo

La OMS (Organización Mundial de la Salud), señala que la salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social. La prevención, como elemento integrado en la gestión empresarial, ha de enfocar todos sus esfuerzos para conseguir este estado de salud entre todos sus miembros.

 Ahora bien, existen organizaciones que desarrollan su capacidad productiva más allá de los límites considerados “normales” de jornadas laborales, por lo que las personas que allí desarrollan su trabajo se ven sometidas a ritmos y ciclos, poco habituales. Aquí, nos referiremos a horarios que incluyen la turnicidad y en el peor de los casos los que transcurren en jornadas nocturnas.

 Centrándonos en el peor de los casos, en el horario nocturno, se producen en el organismo de los trabajadores alteraciones en los ciclos circadianos, que a la larga podrían provocar patologías de tipo físico (por ejemplo ulceras), transtornos psicológicos (pérdida de horas de sueño, depresiones, estrés, etc.) y problemas sociales (escasa conciliación vida laboral y familiar, pérdida de sociabilización, etc.). además de los añadidos, pueden incrementarse los accidentes laborales por distracciones y también pérdidas económicas en la empresa por motivos de una disminución de rendimiento y acumulación de errores. Sigue leyendo