No tinc por!

En mi anterior post trate en unas fechas tan vacacionales de crear un escenario irreal con una emergencia un tanto peculiar. Menos de 24 horas después de la publicación, ocurrió lo que ya todos sabemos, el terror adoptó la forma más cruenta para arrebatarnos la tranquilidad que todos los Barceloneses respiramos.

Particularmente a mi me pillo casi dirigiéndome a la boca del lobo en transporte público y afortunadamente, pude regresar. Estaba trabajando como tantos que lo vivieron en el epicentro. Sigue leyendo

Anuncios